Archivo de la etiqueta: tratamiento

Enfermedad Celíaca

En pleno siglo XXI nos inundan los envases y llamadas de los supermercados que nos indican la ausencia de gluten en algunos de sus productos. Pero, ¿realmente se conoce qué es el gluten?, ¿implica algún beneficio en las personas sanas?

Gluten

El gluten es el conjunto de proteínas presentes en determinados cereales, fundamentalmente trigo, cebada y centeno. No es un producto tóxico y su ingesta no es perjudicial, salvo que se padezca uno de los tres trastornos señalados a continuación relacionados con su ingesta, en los que el tratamiento consiste en eliminar el gluten de la dieta (algo que supone un reto en nuestra sociedad, donde hasta un 70% de los alimentos manufacturados pueden contener gluten):

  1. Alergia al gluten: proceso alérgico de extrema gravedad, con síntomas muy claros pocos minutos tras su ingesta: hipotensión, taquicardia, lesiones cutáneas… Afortunadamente es una entidad rarísima.
  2. Enfermedad celíaca: enfermedad autoinmune en la que el propio organismo genera anticuerpos contra el gluten, desencadenando una inflamación y una lesión a nivel del duodeno, un segmento del intestino delgado. Sucede en individuos genéticamente predispuestos, pudiendo afectar al 1-3% de la población. La mayoría de celíacos permanecen sin diagnosticar ya que los síntomas son muy variables, desde una clásica diarrea en niños, a osteoporosis, depresión o infertilidad en adultos en ausencia de clínica digestiva. Dados los múltiples síntomas que presentan los adultos, se describe como una enfermedad camaleónica, desde el Ministerio de Sanidad se ha elaborado recientemente un documento en el que participamos diversos especialistas, para mejorar su diagnóstico.
  3. Sensibilidad al gluten no celíaca o intolerancia al trigo: alteración en el sistema inmune diferente al de la enfermedad celíaca, sin originar lesión duodenal importante. Es una enfermedad emergente. Su prevalencia en España ha llegado a estimarse en el 10%. No queda claro si es el gluten u otro componente del trigo el que genera los síntomas, digestivos fundamentalmente, como dolor abdominal y distensión.

Enfermedad Celíaca

Denominada así por Areteo de Cappadocia en el siglo I a.C. (Koeliacos, “que sufren del intestino”), la enfermedad celíaca es la eterna desconocida y olvidada pese a su prevalencia y trascendencia. En pleno siglo XXI permanecen sin diagnosticar la mayoría de pacientes. El tiempo transcurrido desde que aparecen los síntomas hasta su diagnóstico es de más de 10 años. Quién tenga un niño celiaco podrá pensar que esto es una exageración, y recuerden como a su niño: se le inflamó el abdomen, tenía diarrea, le hicieron una analítica o gastroscopia y todo fue rápido, pero la realidad es que un reto de la medicina consiste en identificar a los celiacos adultos, hoy en día más de la mitad de los nuevos diagnósticos.

Dieta para el paciente celíaco

El pediatra holandés Willem Dicke, observó como en la postguerra de la Segunda Guerra Mundial, las carencias de suministro de trigo asociaron una mejoría de los pacientes afectos y como sufrieron una recaída posterior tras su reintroducción. Esta acertada observación pudo llevar al tratamiento de estos pacientes. Dado que la retirada del gluten de la dieta revierte los síntomas y las lesiones intestinales de los pacientes, la dieta del paciente celíaco debe basarse en alimentos naturales que no contenga gluten (fruta, verduras, carne, pescado, leche, huevos, arroz, maíz, legumbres) ni que hayan sido contaminados por contacto con él. Al adquirir productos envasados, deben comprobarse sus ingredientes, siendo recomendable que dispongan de un sello oficial avalado, como el de FACE o el internacional de la espiga, que certifique la ausencia de gluten. Debe incrementarse la precaución con las 3 P: panaderías, pastelerías y pizzerías, donde la contaminación con gluten puede ser muy frecuente salvo que se tomen las medidas oportunas y confiar en establecimientos avalados por entidades como FACE.

El mayor handicap de la enfermedad celiaca es la dificultad para poder compaginar esta dieta socialmente: en bares, restaurantes, etc. Además, la falta de terapia farmacológica que solucione las limitaciones de la dieta, ha lastrado los avances en el conocimiento de la enfermedad celíaca. Sirva de ejemplo la diabetes: el tener un lucrativo tratamiento farmacológico ha hecho que su nivel de conocimiento científico y social sea infinitamente mayor.

Desde My Doctor App, un equipo de endocrinólogos y nutricionistas expertos en el manejo de estas enfermedades pueden ayudarte con tus dudas del día a día, de manera rápida y sencilla.

Dr. Álvaro García-Manzanares Vázquez de Ágredos.

Especialista en Endocrinología y Nutrición. Hospital General La Mancha Centro, Alcázar de San Juan, Ciudad Real (SESCAM)

 

Definición y tratamiento de la insuficiencia venosa crónica

La insuficiencia venosa ha acompañado al ser humano a lo largo de su historia. Su origen está relacionado con la adquisición de la postura bípeda que, por influencia de la gravedad, generó una situación fisiológica de aumento de la presión en el sistema venoso de la pelvis y las extremidades inferiores. Su prevalencia ha crecido con el progreso de la civilización, asociándose a diversos hábitos de vida, siendo una de las enfermedades crónicas más frecuentes entre la población.

La insuficiencia venosa más que un problema estético, un problema de salud

Se define como la incapacidad del sistema venoso de conducir la sangre hacia el corazón debido a un aumento de la presión en el interior de las venas. Sus causas se relacionan con la obstrucción en el flujo venoso por trombosis interna o compresión externa, mal funcionamiento de las válvulas venosas (que condicionan el reflujo valvular) o un fallo en los mecanismos de bombeo venoso. Detectar esos factores ayudará a elaborar una estrategia eficaz personalizada de tratamiento.

Varices, pesadez e inflamación en las piernas

Muchos pacientes consultan por un problema estético, pero puede constituir un serio problema de salud que debe tratarse. Sus manifestaciones principales pueden aparecer de forma conjunta o por separado: las varices (dilataciones más o menos severas de las venas del sistema venoso superficial y a menudo principal motivo de consulta) y la pesadez (por irritación de la capa interna de las venas del sistema venoso profundo debido al incremento de la presión). La clínica se produce por acumulación de sangre en las venas y se incrementa o agudiza en determinadas situaciones: al final del día, al permanecer mucho tiempo de pie o sentado, con el calor, etc. Mejora al elevar las piernas, movilizar las bombas musculares con la práctica de ejercicio (preferiblemente caminando), el uso de medias elásticas adecuadas, etc. Un síntoma común de la enfermedad varicosa es la inflamación en las piernas. En estadios avanzados pueden aparecer desde trastornos en la piel (como dermatitis, pigmentaciones, eccemas, celulitis, úlceras…) a graves complicaciones como hemorragias, trombosis venosa o tromboembolismo pulmonar (TEP).

Diagnóstico y técnicas de tratamiento

En su diagnóstico, el Eco-doppler color es la exploración esencial. Permite observar en tiempo real la morfología venosa, determinar la dirección y velocidad del flujo sanguíneo y comprobar si existe obstrucción en su interior. Se valora el estado de las venas safenas, principales responsables del desarrollo de varices en las piernas.

Actualmente disponemos de diferentes técnicas para su tratamiento. Las técnicas ablativas para el tratamiento de las venas safenas afectadas, utilizan distintos tipos de energía (láser o radiofrecuencia) conducida mediante un catéter, que navega en el interior de las venas por punción, sin necesidad de realizar heridas y produciendo una oclusión completa de la vena. Este procedimiento realizado con anestesia local, disminuye el riesgo de complicaciones, el dolor postoperatorio y el tiempo de recuperación.

Existe la posibilidad de tratar las varices introduciendo pegamento biológico en las venas safenas sin necesidad de anestesia. Las venas reticulares y colaterales se tratan mediante esclerosis de las mismas, técnica sin cicatrices con un excelente resultado estético.

Dr. Pablo Gallo González. Especialista en Angiología y Cirugía Vascular.

Hospital Ruber Internacional, Madrid. Tlf. 913875157